Nosotros recogemos gatos que viven en la calle, bien porque hayan sido abandonados o sean callejeros. La persona que quiera adoptarles debe comprometerse a tenerlo en su casa y no venderlo, regalarlo… Aunque nuestros gatos se entregan vacunados, desparasitados, testados, con cartilla y esterilizados (si la edad lo permite) o con compromiso de esterilización, el adoptante se compromete a darle la atención veterinaria necesaria. También realizamos visitas pre-adopción y post-adopción y un seguimiento del adoptado.

Además, debes de tener en cuenta que un animal no es un capricho ni un juguete, los gatos suelen vivir de media 10 años. Tampoco es un mueble y ¡no se va a estar quieto todo el día! Si no le compras un rascador, podrá arañarte los muebles o el sofá. Y alguna vez jugando puede que te arañe a ti o a algún miembro de tu familia, puede que ya se haya cansado de jugar y debas dejarlo a su aire. Si te sueles ir de vacaciones, y el gato no puede ir contigo, debes tener en cuenta que el gato no puede pasar una semana solo, necesitaras que alguien le cuide ya sea un familiar o amigo, o bien, llevarle a una residencia. Por último pero no menos importante, algunos de nuestros gatos son más tímidos que otros y necesitarán un tiempo de adaptación mayor, los primeros días estarán todo el rato escondidos y poco a poco irán saliendo.

Si aún con todo esto sigues queriendo adoptar, el gato te devolverá todo el amor en forma de ronroneos y golpes de cabeza. Te hará compañía en todo momento y te querrá mucho más de lo que tu le quieres a él.

Si sigues interesado en adoptar, rellena el siguiente cuestionario y nos pondremos en contacto contigo.